Donde quiera que vaya, con cualquier persona que comparta me encuentro que todo el mundo tiene una implacable creencia de que hay algo mejor por ahí para ellos y sus familias, una vida mejor; Considero que este es uno de los rasgos que nos hacen humanos. La mayoría de las personas que he conocido en toda mi vida tiene el deseo de construir una vida mejor para ellos.

 

Sé que cuando la gente tiene esta esperanza específica, desde el primer día, reconozco enseguida que  están dispuestos a trabajar muy duro. Lo que me parece muy interesante es que en los últimos 3 años, la gente ha llegado a la conclusión de que el trabajo más duro y lo más gratificante que debe hacer para conseguir lo que quieren es manejar su propia “Little Voice”. Ha habido un cambio significativo en el reconocimiento mundial en el desarrollo personal y de trabajo, donde lo que está pasando internamente rige toda la diferencia en la generación de los resultados que la gente quiere lograr.

 

Y esto ha dado lugar a un cambio importante en el nivel de conocimiento de la mayoría de las personas actualmente. Parece que la gente está leyendo y tienen una necesidad inmensa de educarse a sí mismos, más que nunca para asumir la búsqueda de la superación personal. Y a veces, nuestra búsqueda para mejorar nuestra situación requiere cambiar nuestro entorno. No creo que una fuerte voluntad puede superar los desafíos de un ambiente insalubre e insolidario. Hace poco me preguntaron cuál es la mejor cosa que harias si te encuentra en un entorno que se mantiene hacia abajo o que no ofrece ninguna esperanza de una vida mejor que tanto buscas, y me respuesta fue: CAMBIARIA DE ENTORNO.

 

Eso podría significar una bolsa de embalaje y traslado a un nuevo lugar, o simplemente el cambio con las personas que pasan la mayor parte de tu tiempo. Yo sé que el miedo a lo desconocido de la gente es a veces mayor que las dificultades a las que ya existen todos los días. Pero, si tienes la esperanza de un futuro mejor y estás en un medio insalubre o con falta de apoyo, puede ser el momento de seguir adelante a pesar de tus temores.

 

La realidad es que, si se realiza un cambio tan drástico como una nueva geografía o un nuevo grupo de amigos y compañeros de trabajo, las probabilidades son muy altas a tu favor, te lo digo por experiencia no se morirán de hambre, se desintegran o se perderán…., de hecho, es  muy probable y casi seguro que sus esfuerzos serán recompensados ​​por la adopción de medidas y el logro de una vida mejor que motivó su cambio en el primer lugar.

Convierte esa ESPERANZA en CONVICCIÓN y lucha por eso que dice tu”Little Voice”.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

clear formSubmit