Así fue que conocí la confianza……

Busque ayuda en medio de mi dolor, en medio de mis problemas, cuando me sentía totalmente sin fuerzas, y para mi sorpresa, no encontré a nadie. Más allí estaba él, mirándome con gran amor…

 

Siempre esperándome, con su voz dulce a mi oído hablo, extendiendo su mano y por encima de todas las cosas siendo amigo.

 

Mi gran amigo, eterna roca que me levanta cuando caigo y me da fuerza si me siento vencida, solo tú mi gran amigo, mi corazón siempre está contigo pues, me libraste del mal camino, solo ti yo confió.

 

Hoy tomada de tu mano siempre voy, mostrando a otros tu gran amor, siguiéndote en cada paso, pues se que tu también sigues los míos.

 

Confianza inquebrantable que solo ti conseguí, MI GRAN AMIGO JESÚS.

Comentarios

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

clear formSubmit